Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 10 de diciembre de 2009

Llegan las cenas de empresa


Como cada año para estas fechas empresas, entidades de todo tipo y grupos de amigos celebran las temidas para algunos y divertidas para otros cenas de Navidad. La verdad es que tengo que reconocer que inicialmente la idea de juntarte con los compañeros y compañeras con las que compartes más horas que con tu propia familia da bastante juego y te permite relacionarte de manera más distendida, sobretodo si trabajas en una empresa bastante grande.

Es bastante gracioso ver como la gente entra en las fiestas, bastante seria y comedida y verla 5 horas después, nada que ver... La guía de Moster.es ha emitido una serie de consejos bastante curiosos de como nos tenemos que comportar y actuar en esta serie de actos. A mi me toca mañana, este año no se si será por la crisis o por el espíritu de empresa batimos record de asistencia 140, !ahí es nada!.


Para la mayoría, esta iniciativa se ha convertido en unos de los "eventos más delicados del año" y, por ello, esta web ofrece una manual para sobrevivir y superar "con éxito" las cenas de Navidad de las empresas que son "una extensión de la jornada laboral" ante la que se deben seguir unas "pautas de comportamiento" para dejar la "mejor imagen".

En estas situaciones, los empleados se sientan, muchas veces por primera vez, a compartir mesa con sus jefes "sin saber verdaderamente cómo actuar", por lo que desde Monstser.es sugieren acudir "salvo causas de fuerza mayor" puesto que la ausencia al evento se interpretará como una señal de "falta de responsabilidad, dejadez o prepotencia". Asimismo, aconseja beber con moderación puesto que el alcohol "desinhibe y provoca comportamientos poco adecuados para un evento laboral".

Además, recomienda vestir correctamente puesto que, aunque quizá sea el momento de dejar la corbata y el traje pantalón en casa", no es "adecuado" acudir con "vaqueros rotos o un escote de vértigo". En este sentido, Monster.es aconseja no aislarse y entablar conversación con gente nueva puesto que las cenas de empresa "son el momento perfecto".

Asimismo, propone que se eviten los temas "conflictivos" teniendo en cuenta que el alcohol puede provocar problemas con algunos temas por las opiniones encontradas que puedan surgir, ante lo cual, recomienda ser diplomático "antes de que estalle la guerra" y dejar los cotilleos para el día siguiente en la oficina.

Finalmente, sugiere no hablar más de la cuenta y "ser prudente con todo lo que se dice" puesto que un "exceso de confianza puede crear problemas". Además, recuerda que "siempre" de debe dar las gracias a los organizadores de la cena y, si hubiera ocasión, es recomendable agradecer "con amabilidad" la velada a los directivos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario