Se ha producido un error en este gadget.

martes, 1 de marzo de 2011

¿Cómo crear una experiencia vendible?

Os dejo a continuación la presentación realizada para el II Foro de Turismo de Teruel celebrada hace unos días.


Richards y Raymond introducen en el año 2000 el concepto de turismo creativo, que definen como el turismo que ofrece a los visitantes la oportunidad de desarrollar su potencial creativo mediante la participación activa en cursos y experiencias enriquecedoras que son características del destino vacacional escogido.

Mucho se ha hablado del turismo de experiencias a lo largo de estos años y pocos destinos han sabido aprovecharlo y sacar partido de las posibilidades que otorgan las nuevas tecnologías en la red.

Una de las grandes herramientas que nos proporciona Internet es poder llegar a cualquier parte del mundo con tan solo un click de ratón, esto es fantástico para poder darnos a conocer y que nuestro destino, las comarcas de Teruel o empresas, puedan comercializarse con mayor facilidad. Internet y el desarrollo del turismo 3.0 tiene la gran ventaja de consagrarte o la desgracia de hundirte si no se crean los proyectos de manera optima.

Existen muchos ejemplos en los que una mala gestión ha llevado al traste muchas empresas, pero existen miles y miles de proyectos que gracias a un buen desarrollo han encontrado un nicho de mercado para sus productos y que hoy una parte importante de sus ingresos provienen de la red.

En la actualidad debemos intentar gestionar el marketing emocional; tanto las empresas públicas como privadas tienen que posicionar en primera línea la gestión de experiencias. De vender solamente estancias o destinos hay que pasar a vender experiencias, con gran carga de calidad emocional. Hoy grandes empresas como Smart Box o Atrapalo.com tienen en esta teoría parte de su éxito.

El turista del siglo XXI quiere vivir experiencias, sentidos , ...etc. Trasmitir eso a través de Internet no es tarea fácil, hay que intentar trasladar las sensaciones para que lleguen al cliente. Si hace unos años tenía una importancia vital el servicio o la atención recibida, hoy en día son aspectos que las personas ya damos por sentado que vamos a recibir. La identificación se busca de otra manera, con el producto: conseguir nuevas experiencias.

A todo esto en la actualidad se une el cansancio de las personas   para dejar de ser considerados un número más y no sentir algo especial cuando viajan. Existe la premisa de que hay que sentir algo único, diferente cuando viajamos. Ya no nos gusta el turismo de masas, ni viajar a una población donde miles de personas hacen lo mismo cada día, muy asociado al turismo de sol y playa.

Existe un termino que me gusta bastante que es la situación Flow creada por  Miháli Csíkszentmihályi y que podría describirse coloquialmente como a aquella situación que vivimos cuando viajamos y que podemos llamar sensación fascinante o estado absorto que se consigue cuando se vive una experiencia para propio placer. Si conseguimos esto tenemos mucho ganado. De ahí que tengamos que huir a la hora de crear nuestros productos de querer hacer el agosto de manera rápida.

Poco o nada se ha hecho por el contrario,para hacer una oferta creíble y vendible y seguimos reproduciendo un modelo de turismo de hace 10 años,cuando ya deberíamos estar trabajando para el turismo de dentro de 10 años.

Seria interesante la realización de un análisis previo, definiendo los objetivos en común desde las instituciones y empresarios para concretar acciones colectivas de desarrollo en el territorio y creación de experiencias de éxito. Un ejemplo de ello lo tenemos en Castilla la Mancha, donde han puesto en marcha los Clubs de calidad turística vinculados por ejemplo al mundo del vino.

La puesta en marcha del turismo de experiencias exige una capacidad de reinventarse importante, sobretodo tiene que existir una capacidad de probar conceptos y modelos, hay que estudiar las variedades y/o modalidades posibles. Una recomendación: invitar a probar la experiencia a gente del sector para ver los puntos mejorables o deficientes de la misma antes de ponerla a la venta.


Por tanto diseñar y ofrecer experiencias de turismo creativo pone a prueba a los empresarios que tienen que ser capaces de cambiar el foco. Obliga a pasar del "que quiero ofrecer" para decidir a quien y porqué; identificar el quién y junto con los clientes enriquecer la oferta. Aquí juega un papel importante la gastronomía, posiblemente sea uno de los aspectos de mayor notoriedad que destacamos cuando  explicamos nuestra experiencia posteriormente.

Los hoteleros y también la administración tienen que implicarse en la experiencia del cliente, es decir hay que fomentar la empatía para adelantarnos al cliente para saber que va a necesitar y conocer en que valores o necesidades básicas emocionales esta basada la decisión y como quiere que se lo ofrezcamos. No es un trabajo fácil como se cree, exige mucha dedicación y aprendizaje continuo pero es la clave para el futuro en el sector del turismo en Teruel . No existe AVE ni grandes aeropuertos en la provincia pero la red esta al alcance de todo el mundo, y la presencia en Internet es más que necesaria, no se puede no estar , ya que entonces no se existe.


NOTA: Estos materiales son fruto de la investigación de bibliografía y de material en Internet realizada por Oscar Morera Manero para el II Foro de Turismo de Teruel, Calamocha 28 de febrero del 2011

Está permitida la difusión de este material citando este texto, citando todas las fuentes, autor tal como figuran, sin modificarlo.

1 comentario:

  1. Oscar buenos días, soy Carmen Urbano y coincidimos en el Foro de Turismo Turolense. Me gustaría hablar contigo sobre el tema, por favor me puedes contactar??. Gracias. Mi email: gestion@carmenurbano.com

    ResponderEliminar